¡Diviértete!

Como hemos venido señalando a lo largo de esta serie de posts, la mejor forma de progresar en tu español es hacer que el aprendizaje sea divertido, así que debes intentar disfrutar de tus aficiones en español.

Si te encanta bailar, intenta buscar una academia de baile o un local de ocio donde se practiquen bailes españoles o latinoamericanos (flamenco, salsa, bachata, tango…). Si lo que te va más es cantar, ve a karaokes y anímate a cantar en español. Y lo mismo si te gusta la música, el cine, los videojuegos, el deporte… ¿Por qué no apuntarte a un curso sobre gastronomía española o mexicana? Busca aquello que te gusta y te divierte. Además, es más probable que en estos contextos encuentres hablantes nativos con los que poder practicar y que surjan nuevas oportunidades de interacción.

Regístrate también en Meetup para encontrar gente y poder compartir en grupo tus aficiones. Piensa que puede haber otras personas en tus mismas circunstancias y el simple hecho de reuniros hará que incremente el interés y la motivación por la propia actividad que compartís. Si no encuentras un grupo, ¡crea uno!

Si te gusta navegar por internet también puedes buscar blogs o videos sobre temas que te interesen. Te animamos además a que contactes con nosotros para pedirnos recomendación. Déjanos un comentario justo debajo y APRENDE HABLANDO te propondrá opciones que se adapten a tus gustos.

Recuerda que es muy importante que tu aprendizaje no se convierta en algo aburrido porque corres el riesgo de tirar la toalla, de abandonar. Hay muchas formas por las que te puedes interesar por el español. Prueba, prueba y prueba. Y no te olvides, además, de ser curioso.