Schommer, éxito y soledad