A LAS MUJERES QUE QUIEREN SER FELICES

22 April, 2019

REFLEXIONES DE UNA MADRE

 

En este post, queremos compartir la visión y las reflexiones de una de nuestras estudiantes colaboradoras del blog, Ekaterina Klueva. En esta ocasión, nos habla, y más concretamente a las mujeres, sobre su experiencia personal como madre primeriza y la gestión de la propia felicidad cuando tenemos hijos.

 

Hoy me gustaría compartir con todos ustedes mi visión sobre la mujer feliz:

 

En primer lugar, quiero dirigirme a las mujeres que a veces nos ponemos de mal humor y no nos damos cuenta por qué razón nos pasa esto. Y aún más precisamente, a las madres jóvenes que no tienen mucha experiencia con los niños, y que, a veces, su educación se vuelve una lucha.

 

Si tus niños ya te parecen pequeños demonios, pues, seguramente estás cansada y necesitas un poquito de descanso, entretenimiento y olvidar, por un rato, todos los problemas que te rodean.

 

Antes creía que tenía que controlarlo todo, que siempre y cuando esa sensación de los “demonitos” me me dominara, significaba, que algo hacía mal. Pero luego, entendí que nosotras, las madres, también de vez en cuando necesitamos un apoyo, y si no lo recibimos, pues, hay que pedirlo, incluso, a gritos. Si no, nos volvemos locas, empezamos a armar escándalos y nos enfadamos con todo el mundo.

 

A veces, me parecía que mi hijo que era muy enfermizo en su niñez, me estaba tomando el pelo y gritaba y se encaprichaba con el único objetivo de irritarme y molestarme. Luego, cuando di a luz a mi niña, me enteré de que puede haber y hay niños que te alegran el día.

 

“Por muchos juguetes que tengan, siempre encontrarán una manera muy suya de jugar”

 

Yo personalmente, en esa época pasaba los días intentando convencer a mi hijo de que estaba equivocado, de que cualquier problema se puede solucionar negociando, sin gritos y menos con puños. Acabábamos casi siempre gritando. Luego lo dejé. Entendí que estaba perdiendo el tiempo y además, le mostraba un mal ejemplo a mi hijo.

 

Así que cuando noto que pronto van a montar otro escándalo, me voy a otra habitación para tomar el aire y calmarme. Unos pocos minutos y ya se me pasa la rabia. Impresionante, pero mientras tanto, los niños también se calman.

 

Ahora, ellos ya han aprendido que después de una pausa así, van a tener una madre como nueva, feliz y relajada. Ni qué decir tiene que durante ese micro descanso mío no se pelean. Lo valoran, ¡eh! Quieren tener una madre buena.

 

Así que en vez de quejarte en las redes sociales y dar vueltas a los problemas, toma un descanso pequeño y sé feliz.

 

“La virtud de la paciencia”

 

Para poner un ejemplo, no hace mucho tiempo empecé a estudiar piano con mi amiga, que toca muy bien. Primero, queríamos que nuestras hijas se interesasen por la música.  Lo cierto es que mi amiga, aunque vive con sus padres, siempre está pendiente de su hija. Le digo que es demasiado, que es una sobreprotección excesiva, pero no me hace caso. Así que cedí y en vez de esperar a que viniera ella a mi casa para pasarlo bien, empecé a ir a la suya para aprender a tocar el piano. En mi casa no tengo piano.

 

Como me encantaría poder cantar bien, una vez le traje una canción que no era infantil. Básicamente, era una canción muy popular de hace unos 15 años. Resulta que a mi amiga esa canción siempre le ha gustado mucho, pero nunca la había tocado antes en el piano. Y, por fin, ella se relajó y la tocó sin parar por más de una hora. Luego, me lo agradeció porque fue como volver a la juventud.

 

En fin, una hora a la semana, pero completa, sin interrupciones, se puede encontrar. Igualmente siempre habrá unos cinco minutos diarios solo para nosotras mismas.

 

 

Como se deduce de las palabras de Ekaterina, el mensaje es claro: tenemos que sacar tiempo para nosotras mismas, para cultivar nuestra felicidad y poder transmitir parte de esa paz interna a los hijos.

 

Esperamos que estas palabras lleguen a las mujeres que las necesiten escuchar. Para el resto de gente, esperamos que sea una oportunidad para reflexionar sobre las actitudes y comportamientos de los padres en la educación de los hijos.

 

¡Muchas gracias por leernos!

Recent Post

  • 50 ANTÓNIMOS EN ESPAÑOL
    Los antónimos en español: una estrategia útil para aprender nuevo vocabulario   Conocer nuevas […]
  • A LAS MUJERES QUE QUIEREN SER FELICES
    REFLEXIONES DE UNA MADRE   En este post, queremos compartir la visión y las reflexiones de una […]
  • EL USO DE LA HIPÉRBOLE EN ESPAÑOL
    ¡CÓMO EXAGERAMOS EN ESPAÑOL GRACIAS A LA HIPÉRBOLE!   Los españoles tenemos fama de ser muy […]

15% off

Use code: 
VERANO15
*Applicable only to monthly plans