LAS MULETILLAS EN ESPAÑOL (FILLERS)

7 December, 2018

¿Qué son y para qué sirven las muletillas en español?

 

Las muletillas (or filler words) son palabras o frases que en otras situaciones tienen significado concreto, pero que cuando se usan como muletillas, no significan nada. Podrían eliminarse y el discurso seguiría teniendo el mismo significado. Una muletilla es solo eso, una pequeña muleta, un apoyo en el discurso que se repite mucho por hábito. 

 

¿Qué aportan las muletillas a nuestro discurso? Si eres un estudiante de nivel intermedio debes saber que las muletillas hacen parecer tu discurso más natural y, por lo tanto, más nativo. Si eres un estudiante de nivel avanzado, probablemente ya estás utilizando algunas de las muletillas más usadas , de modo que ampliar su uso y variedad te hará ganar más naturalidad y fluidez.

 

Aquí tienes una lista con las principales muletillas que se usan intercaladas en un diálogo:

 

 

Podemos clasificar las muletillas según su uso:

1. Para empezar el discurso:

– Para introducir una decisión: bueno, ¿bueno qué?, oye, mira, así pues, a ver, dale (Latinoamérica) etc.

 

Ej. 1: Dale, vayamos a la película que tú quieres. 

Ej. 2: Bueno, yo prefiero el otro restaurante.

 

– Para introducir una afirmación: a decir verdad, la verdad es que, resulta que, total que, ¿sabes lo que pasa?, o sea, etc.

 

 Ej. 1: La verdad es que no sé adónde fueron.

Ej. 2: ¿Sabes lo que pasa?, que no tengo tiempo.

Ej. 3: Resulta que, como al final no tengo el día libre, pues no puedo quedar.

2. Para llamar y mantener el interés del interlocutor:

Esto… ¿qué te iba a decir?, mira, ¿no es cierto?, ¿verdad?, ¿no?, ¿o qué?, che (Argentina), wey (México)

 

Ej. 1: – Está muy bien la nueva película de Bardem, ¿verdad?

        – Pues sí, ¿no es cierto que se ve mucho más joven?

Ej. 2: Che, ¿no supiste que pasó el otro día en la esquina?

3. Para controlar el turno de palabra:

Escucha; escucha un momento; calla, calla.

 

Ej.: – Tía, el otro día fui a la casa de Luisa y…

     – ¡Calla, calla que no sabes lo que tengo que contarte!

4. Para ganar tiempo en el discurso para pensar sobre las ideas que se están exponiendo:

O sea, es decir, como si dijéramos, diríamos, digamos, a ver, como, como muy, tipo, del tipo de, pues, esto, este…(Argentina).

 

Ej. 1: – ¿Sabes qué? El otro día conocí al novio de Inés.

– Ah, ¿sí?, ¿y cómo es?

Digamos quedel tipo de Inés, ya sabes, altos, morenos y simpáticos.

Ej. 2: Este…lo que te quiero decir es que ya no aguanto más esta situación. 

5. Para buscar la comprensión y complicidad con el interlocutor:

¿Entiendes?, ¿sabes?, ¿me explico?, ¿te enteras?, ¿sí?, ¿vale?, ¿ok?, ¿ya?, ¿me sigues?, ¿viste? (en Argentina)

 

Ej. 1: Subes al primer piso y a mano derecha encuentras la puerta, ¿me explico?

Ej. 2: Quedamos a las 5 aquí, ¿vale?

6. Para justificar el discurso:

Entiéndeme, como el que dice, por decir de alguna manera, digo yo, no es porque yo lo diga, es un decir, por decir algo, etc.

 

Ej. 1: La verdad es que, no es porque yo lo diga, pero marcharse de la reunión así, sin decir nada, pues como que no…

Ej. 2: Después de todo Belinda y Mikel tendrán que reconciliarse… digo yo… más que nada por sus hijos.

7. Para dar énfasis (normalmente con intención negativa)

Vaya (=qué), pucha (Chile = qué mal)

 

Ej. 1: Vaya día hace hoy… cualquiera sale a la calle con esta lluvia. = ¡Qué día…

Ej. 2: Pucha… tenemos que hacerlo de nuevo.

Ej. 3: Vaya forma de llover… se inundó la calle en segundos. = ¡Qué forma…

Ej. 4: Vaya cínico es Joshua, dice una cosa y hace otra. = ¡Qué cínico…

Ej. 5: ¡Vaya suerte tuvo!   = ¡Qué suerte… 

8. Para mostrar desacuerdo:

Qué quieres que te diga.

 

Ej.: Bueno, qué quieres que te diga… pues haz lo que quieras… es tu vida.

9. Para invitar a la reflexión:

Imagínate, fíjate, imagina, etc.

 

Ej. 1: A mi hermano no le gusta el cine. Imagínate.

Ej. 2: Fíjate, esta semana ya han ido al cine tres veces… ¡son unos auténticos cinéfilos!

10. Para concluir una idea:

Bueno, bien, ea, pues nada, en fin, venga pues, etc.

 

Ej. 1: Ea, pues listo, nos vamos a casa.

Ej. 2: Bien, pues con esto damos por terminada la reunión.

Ej. 3: Pues nada, con esto ya hemos terminado la lección.

 

 

Por último, como muletillas también pueden utilizarse blasfemias o vulgaridades (palabrotas): joder, coño, leche, boludo, mierda… cuyo uso se asocia  normalmente a quejas o molestias con la situación de la que hablamos:

 

Ej. 1: ¡Leche! ¡Esta carta no tienes que tirarla!

Ej. 2: ¡Mierda! He borrado el documento sin darme cuenta.

 

Por último, te queremos dejar este vídeo de Easy Spanish para que escuches a distintos hispanohablantes e identifiques algunas de las muletillas que acabamos de explicar:

 

 

¿Qué te ha parecido el vídeo? ¿Has encontrado las muletillas? Puedes contarnos en los comentarios, nos gustará conocer tu opinión 🙂 .

 

Si quieres profundizar más sobre este tema y otros relacionados con el uso real del idioma, con nuestros cursos personalizados podemos ayudarte. ¡Te esperamos en Aprende Hablando!

 

¡Hasta pronto!

A.J.

 
 

Recent Post

15% off

Use code: 
VERANO15
*Applicable only to monthly plans